Ventajas económicas para la empresa


  • La empresa bonifica el 100% de las contingencias comunes (en caso de empresas de menos de 250 trabajadores), lo que implica hasta un máximo del 73% del total de la Seguridad Social.
  • La formación que realiza el trabajador es una formación en idiomas o tecnologías de la información, y con una duración mínima de 90 horas en cómputo anual. Por lo tanto, al no estar relacionada con el puesto de trabajo, se puede realizar esta modalidad contractual para aquellas ocupaciones para las que el Contrato de Formación y Aprendizaje no da respuesta, por no existir un Certificado de Profesionalidad acreditado para esa ocupación.

Ventajas para el trabajador


  • Inserción laboral para jóvenes sin experiencia ni titulación.
  • El trabajador adquiere competencias y destrezas profesionales transversales, comunes a otras ocupaciones. 
  • Posibilidad de contratación hasta 2 años.
  • El trabajador tiene derecho a la prestación por desempleo.
  • Mejora de su Currículo Profesional.