Mercado Laboral 2020, ¿cómo afectarán los cambios al contrato para la formación?

Valora este artículo
(2 votos)
Jueves, 16 Enero 2020 11:15;
  •  

Hemos arrancado el año con la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que a su vez eran los de 2018, elaborados por el último Gobierno, que ya fueron prorrogados para 2019. El nuevo Gobierno tendrá que tomar muchas decisiones económicas aplazadas durante los últimos años, y lo hará con tres plazos sucesivos de urgencia.

Estos plazos serían, según publica la Revista Digital Cinco Días:

  1. Aprobará la actualización de las cuantías de las pensiones y los sueldos de los funcionarios, cuyas alzas están ya decididas.
  2. Deberá aprobar en el Parlamento el techo de gasto para afrontar la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de este año.
  3. Por último, deberá afrontar en los meses sucesivos la aprobación de una serie de reformas económicas que sostengan el crecimiento económico, entre ellas, la reforma de las pensiones y cambios en el mercado de trabajo.

El año 2020 traerá cambios normativos en el mercado laboral

 

En relación a estos cambios en el mercado laboral, está prevista una derogación parcial de la Reforma Laboral de 2012, que contiene, entre otras, las siguientes modificaciones, según publica el periódico RRHH Digital:

  • La posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad.
  • Las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo.
  • La prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.
  • Se modificará el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores sobre contratación y subcontratación laboral a efectos de limitar la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa.
  • Se limitará la capacidad de modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa.
  • Se revisará el mecanismo de inaplicación de los convenios colectivos, orientándolo a descuelgue salarial vinculado a causas económicas graves.
  • La modificación del Estatuto de los Trabajadores para proteger a estos frente a los desafíos sociales, tecnológicos y ecológicos del siglo XXI.
  • Se endurecerá el régimen de infracciones y sanciones aplicables frente a eventuales incumplimientos por parte de las empresas.
  • Se revisarán las causas del despido para hacer más precisa la definición de las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción y se reforzará el papel de la ITSS y la autoridad laboral en el control de los despidos colectivos y en otros expedientes de regulación de empleo.
  • Subida del salario mínimo interprofesional. Tras un aumento del 22% del salario mínimo de 735 euros a 900 euros (con 14 pagas) en enero de 2019, el acuerdo también prevé un nuevo aumento a unos 1.200 euros, ya que se pretende llegar a aproximadamente el 60% del salario medio mensual en España.
  • Revisión de los contratos formativos, así como la aprobación y desarrollo del Estatuto del Becario para que su uso responda a finalidades exclusivamente formativas, se mejore su retribución, se limite el encadenamiento de periodos de prácticas y se determine un porcentaje máximo de becarios en las empresas.
  • Se simplificarán y reordenarán los contratos de trabajo, se vigilará la contratación a tiempo parcial, se sancionará el uso fraudulento de la contratación temporal y se favorecerá el uso del contrato fijo discontinuo para actividades cíclicas y estacionales. Habrá que esperar a qué medidas activas del mercado laboral se aplicarán para abordar tanto el uso generalizado de los contratos temporales en España, que representan alrededor del 22% de todos los contratos en comparación con la media de la zona euro, que es del 14%, como la elevada tasa de desempleo juvenil, que es más del doble de la media de la eurozona.

Como podemos ver, estas tres últimas modificaciones previstas (subida del SMI, Revisión de los contratos formativos y reducción de la contratación temporal) harán que el Contrato para la Formación y el Aprendizaje se posicione como UNA DE LAS MEJORES OPCIONES DE CONTRATACIÓN para los próximos años y, aunque es posible que sufra algún tipo de modificación, continúa postulándose como una fórmula de contratación que seguirá vigente en la próxima legislatura.

Visto 651 veces
Comparte esta publicación

Newsletter:

Suscríbete a nuestro boletín de noticias mensual y recibe en tu correo electrónico las últimas noticias relacionadas con Contratos para la Formación y Contratos a tiempo parcial con Vinculación Formativa.
Estoy de acuerdo con el He leído y acepto la Política de Privacidad

Síguenos en Twitter:

Visita nuestro canal de YouTube: